¿Cuál es tu motivación? - Felipe Falero Nutricion

12/12/2019by admin2
post_03-1-1280x800.jpg

¡Hola!

En esta nueva entrada del blog hablaré sobre qué opino de las distintas motivaciones que nos llevan a iniciar algún asesoramiento para la pérdida de grasa. Seguro que muchas veces alguien os ha hecho la pregunta de ¿cuál es tu motivación para…?, o incluso os la habéis hecho vosotros mismos, al plantearos por qué estáis haciendo algo. Por ejemplo, cambiar hábitos alimentarios y actividad física.

 

Pues bien, dentro del campo de la mejora de composición corporal, esta motivación puede venir de varios sitios. Los más vistos hoy en día son la búsqueda de la salud o mejorar la calidad de vida y, por otro lado, la estética.

Muchas veces nos centramos en que la mejora de la salud debe ser la única motivación válida a parte del objetivo final a largo plazo, y como no podría ser de otra manera, los extremos nunca son lo mejor. Ya que sí debe de ser un aspecto a tener en cuenta, pero a lo mejor al principio no es lo que nos llama más la atención y no pasa nada si nuestra motivación para empezar es otra.

Porque el que una persona sedentaria y con malos hábitos alimentarios quiera empezar a cambiar este estilo de vida por verse mejor estéticamente y no por salud, no tiene por qué estar mal visto, de hecho, está genial. Primero porque olvidándonos de los cánones de belleza que hay hoy en día y siendo realistas, ¿a quién no le gusta verse mejor cuando se mira en el espejo? Además, esto podría considerarse una mejora de la “salud mental” ya que hace que te sientas más a gusto contigo mismo y puede repercutir en otros aspectos de tu vida.

Incluso el empezar a comer mejor y a hacer más actividad física motivados por esto último, casi sin querer y a medio-largo plazo, nos va a llevar a que cada vez nos importe más nuestra salud y nos interesemos por llevar el mejor estilo de vida posible. Ya que el cuerpo siempre te agradece estos comportamientos y hace que nos sintamos mejor. Además, también puede que si llevamos un tiempo habiendo abandonado estos hábitos por lo que sea, los echemos de menos por lo bien que nos hacían sentir antes, lo cual valoraremos muy positivamente.

 

Sin embargo, sí que es verdad que si a largo plazo sólo sigues teniendo la motivación estética y no valoras todo lo positivo que tiene para tu salud el cambio de hábitos, normalmente volverás a las andadas con lo que estabas haciendo anteriormente.

Así que, sea cual sea tu motivación, aprovéchala y cambia a mejor tu estilo de vida. Que nadie te diga que tu motivo es mejor que el suyo, lo importante y lo que más cuesta a veces es empezar. Todo llega, en este caso, la salud.

admin


2 comments

  • Mr WordPress

    03/09/2015 at 10:30 am

    Hi, this is a comment.
    To delete a comment, just log in and view the post's comments. There you will have the option to edit or delete them.

    Reply

  • Mr WordPress

    03/09/2015 at 10:30 am

    Hi, this is a comment.
    To delete a comment, just log in and view the post's comments. There you will have the option to edit or delete them.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


×